Jonathan Medina

"Es importante nutrir tanto el estómago, como el espíritu"
Egresado del taller de cocina.
 
jonathanmedina "...Por dónde empezar... hay tantas cosas. Siendo honesto, a mí nunca me llamó la atención la cocina. Me gustaba muchísimo todo lo que estuviera relacionado con sistemas, o con el comercio...no me veía cocinando...no me veía de delantal picando esto, picando lo otro, revuelva aquí, revuelva allá... ¡no!...

La Escuela, llegó a mi vida en un momento muy crítico. Acababa de perder a mi abuelita, que más que más que eso...fue y será mi mamá. Por esta pérdida, alcancé a coger por donde no debía. Una tía supo de la escuela, me dijo que fuera a mirar, a ver qué pasaba. Como por no dejar, fui...a mí siempre me ha gustado, por decirlo así el lujo...las cosas buenas...caí en cuenta, de que en cocina, se pueden comer y beber cosas exóticas, entonces, por ahí me quedé.

Empiezan las clases, y el contacto con todo lo que es la escuela, empiezo entonces, a descubrir cosas, que antes no contemplaba...por ejemplo...valorar a las personas, valorar lo que materialmente tengo, y sobre todo, compromiso...compromiso conmigo, con los que me rodean...a no dejar las cosas a medio empezar y ya...

¿En qué momento me di cuenta de que esto es lo mío?...bueno...una vez, me mandaron a preparar un arroz a las finas hierbas. Más que el plato terminado, lo que realmente me...asombró, es que las personas que lo consumieron...les gustó...y varias de esas personas, vinieron hasta mí y me dieron las gracias por haberlo preparado, y además...me felicitaron...

Me sentí tan bien en ese momento...la gratitud, por un lado. El saber que puedo crear sabores y que hay personas que lo disfrutan...¡ahí fue!...hacer feliz a los demás, me hace feliz a mí...

Ahora estoy a cargo del restaurante escolar, en casa Venados...siento que tengo una responsabilidad muy grande, porque más allá de preparar los refrigerios y el almuerzo de las personas que están aquí, casi todo el día...es importante nutrir tanto el estómago, como el espíritu de ellos, lo cual, me exige estar muy consciente de lo qué estoy haciendo, y de cómo lo estoy haciendo.

He cambiado, y estoy seguro de que seguiré cambiando...aprendiendo. Todos los días, caigo en cuenta, de que ya no soy el mismo...lo hago a través de mis acciones, reflexionando sobre las acciones de los demás. Con todas las cosas que he vivido, y que la experiencia me va enseñando, trato de transmitirlas no tanto a través de las palabras...sino a través del ejemplo...ese puede más...

Yo sí quiero darles un agradecimiento muy especial a Fernando Piza y a Doña Stella...ellos aquí en la escuela, siempre me han apoyado y me han acompañado. Doña Stellita, además, de permitirme aprender a cocinar al lado de ella, me ha dado su confianza para hablar de cosas que van más allá de lo laboral...yo le cuento, ella me escucha, me da sus puntos de vista, y...yo la escucho...trato de poner en práctica, las cosas que me dice. Y con todas mis fuerzas...gracias absolutas para mi abuelita...que desde el cielo...siempre está".


Volver
_________________________
 
           facebook-50pxyoutube-50pxTelefono-50px
catalogo_2014_down
buenaventura_down
taller_construccion_down
taller-cocina_down
Panade_down
escuela_restaurante_down

petc_down

AECID UE MS Cuso USAID CAF

SENA AMIGOS MINCULTURA2 OIM BWFF