Steven Serna Hernández. Egresado del taller de carpintería 2013.

Stevan-Serna-Ni

"Sentir que mi trabajo le gusta a los demás, es reconfortante. Es un pago para el alma"

No puedo decir que tenga un estilo como tornero. Investigo mucho, sobre qué se ha hecho, es algo que estoy construyendo...eso va ligado a la paciencia. Por el momento puedo decir, que mis trabajos se reconocen por la sencillez...esa sencillez los hace brillar.

El haber ganado el premio del Ministerio de Cultura en el 2012, ha sido un impulso en lo emocional, en lo familiar y en lo personal...sí logré ese premio, puedo lograr cosas muy grandes. Yo recuerdo que por ese tiempo, estaba una vez torneando una pieza, estaba practicando; y una señora se acercó a mí muy sorprendida, con una gran sonrisa y brillo en los ojos, de verme trabajar. Ese momento fue muy importante para mí, sentir que mi trabajo le gusta a los demás, es reconfortante. Es un pago para el alma.

Voy a cumplir un año trabajando en una empresa que se llama Selecta, hace muebles en madera muy especiales para el hogar. Cuando recién empecé hacía jarrones básicos, pero como al mes de estar aquí, empecé a proponer la elaboración de piezas en madera, no sólo desde el diseño sino también, desde los materiales y acabados. Yo aquí tengo toda la libertad de proponer y crear. Creo que eso se debe a que puedo transformar una idea en algo hermoso, hecho con calidad y pasión. Cada pieza que se elabora aquí, es única. Me gusta mucho el concepto de la empresa, tiene mucho que ver con lo que soy. Aquí se hacen los trabajos con materiales que son comunes, casi que pasan desapercibidos, la idea es construir objetos bellos con ellos; siendo amigables con el planeta...sin desperdiciar nada, reciclando.

En este momento estoy empezando a elaborar piezas en madera y enchapadas en totumo, me las imagino también enchapadas con coco. Tengo en mente innovar y crear en la técnica del segmentado especialmente, porque ofrece la posibilidad de aprovechar toda la madera, hasta aquella que generalmente se desecharía, es un reto hacer nuevas piezas, con esos pedacitos de madera que quedan por ahí. Del Chocó que es de donde yo vengo, se nota mucho eso, una gran variedad de maderas, tantas que a veces, no se usan bien. Me encantaría volver allá y enseñarles a los jóvenes, a los niños. Más que enseñar...aprender. Quiero seguir creciendo, seguir haciendo piezas hermosas. Nunca quiero dejar de aprender. ¿Llegar a dónde?...no sé.

Al que lea esto...que no se rinda, que siga aprendiendo. Que se enamore cada vez más de lo que hace. Que si se presentan inconvenientes, que los tomen como razones para seguir adelante ¡que no paren de soñar!


 
Volver
_________________________
 
           facebook-50pxyoutube-50pxTelefono-50px



catalogo_2014_down



Panade_down


escuela_restaurante_down



petc_down

AECID UE MS Cuso USAID CAF

SENA AMIGOS MINCULTURA2 OIM BWFF