Jefferson Yamkloth Sanabria Soto.

yamklot2

"Uno mismo puede tener la decisión de trabajar para lucrarse, o vivir para los demás y crecer como persona"
 
Escogí cocina, porque llegué a la conclusión de que venía haciendo muchas cosas, que no me habían dejado nada en la vida. Cuando salí del colegio, me dediqué a trabajar...lo hice por cuatro años. Estuve en una fábrica de calzado, de mesero y en la electricidad. Ninguna de estas ocupaciones me llenaba, ni me daban estabilidad económica.

Empecé a compartir mucho más con mi papá, y un día me di cuenta, de que él es mi inspiración, como para tomarlo como ejemplo...él es el mejor chef del mundo, para mí. Él es chef pensionado de la Fuerza Aérea Colombiana. Mi papá, se llama Oscar.

LLego a la Escuela Taller, porque con mi papá trabajaba la profe Eduviges. Ella estuvo por un tiempo dictando clases de cocina. La profe me habló mucho del oficio, y ahí sí ya fue decisivo. Cuando ya entro a estudiar, encuentro personas que comparten mis gustos y pensamientos...ya son lazos muy fuertes de amistad. La Escuela se convierte también en un hogar de formación. Los amigos que iba encontrando, se convirtieron en algo tan importante para mí, como lo que siento por el oficio.

Actualmente, me estoy formado como profesional en la Panadería de la Escuela...eso quiere decir que, hago parte del equipo de trabajo. Estoy a cargo de las preparaciones de cocina, en la panadería, y también hago servicio a las mesas. Mi experiencia con las personas que vienen, ha sido muy buena. Más allá de llevar platos, es una satisfacción muy grande el poder socializar. Sin pasarse del límite, ya uno los va conociendo...que esta señora no toma azúcar, que a este señor le gusta el café de tal forma...así los atiendo, son detalles que hacen sentir bien.

Sí mí papá es mi inspiración, mi mamá es mi motor...mi gran apoyo. Ella es la persona que más me ha exigido, siempre ha estado pendiente de todo. Para ella ha sido muy claro y muy profundo, lo que significa criar. A pesar de sus ocupaciones, del trabajo o del cansancio; siempre ha sido muy dedicada con el tema de la comida para nosotros. Eso me enseñó para este oficio...que pase lo que pase, debo ser así, dedicado...cumpliendo con cada una de las actividades que hacen parte de mi labor. Mi mamá se llama Lucy...es un nombre bonito.

Lo bueno de trabajar aquí, es que uno sabe que siempre va a ser bien recibido, hay un muy buen trato, en dos palabras ¡somos amigos!

A mis veintidós años, la cocina para mí, es dos cosas. La primera es que es, una forma de unir a las personas...cuando se tiene una bendición, como en este caso lo es la comida, es un motivo para que compartamos aunque sea un momento. Y la otra, es que es un oficio, antes que un trabajo...es la vida misma que se está invirtiendo. Uno mismo puede tener la decisión de trabajar para lucrarse, o vivir para los demás y crecer como persona.

Jefferson Yamkloth Sanabria Soto.
Egresado del taller de cocina.


Volver

________________________________
 
           facebook-50pxyoutube-50pxTelefono-50px
catalogo_2014_down
buenaventura_down
taller_construccion_down
taller-cocina_down
Panade_down
escuela_restaurante_down

petc_down

AECID UE MS Cuso USAID CAF

SENA AMIGOS MINCULTURA2 OIM BWFF