Laura Salavarrieta y Nicolás Cubillos

nicolas-laura-pi1

Daniela: En el trascurso del año siempre quisimos hacer esta historia, pero para ahora está muy bien, porque es una fecha muy importante. Es el final de una etapa y el comienzo de otra. Justamente hoy, celebramos dos cosas. La primera es el haber llegado hasta la meta ¡somos egresados del taller de cocina! y la segunda, es que estamos cumpliendo ocho meses de ser novios. El habernos encontrado hizo que le tomáramos mucho amor a lo que hacíamos…nos ha inspirado a hacer proyectos juntos.

Nicolás: Para empezar, tenemos en mente una micro empresa dedicada a la pastelería. Nosotros estaremos a cargo de la producción y en cuanto a la parte del servicio al público y lo contable, contamos con nuestras familias…las personas creen que uno se enamora y ya, pero el tiempo que hemos pasado juntos, nos ha hecho aprender y crecer.

Daniela: Quizá ocho meses no sea mucho tiempo, pero los hemos vivido intensamente. La cocina enseña bastante acerca de uno mismo, y Nicolás a través de esas enseñanzas, me ha hecho ver quién soy y quién puedo llegar a ser.

Nicolás: El amor por la cocina nos ha unido. En todo el proceso hemos entendido a cómo llevar las cosas con calma. En los momentos que hemos tenido crisis, hemos encontrado ese lugar donde nace la urgencia para reconciliarnos y lo hacemos…y volvemos con más fuerza. En la cocina el trabajo es agotador y exigente, hemos aprendido a diferenciar lo laboral de lo sentimental…esa es una gran fortaleza y una gran enseñanza.

Daniela: La Escuela, no sólo brinda la oportunidad de aprender un oficio, sino que también reúne a personas muy especiales…como a nosotros dos. Yo pensaba que la cocina era para ir a pelar o cortar, pero fui descubriendo que es mucho y sobre todo constante lo que se puede aprender, cada profesor y cada materia, dejan una gran lección.

Nicolás: ¿Lo más significativo de mi proceso en la Escuela?...caer en cuenta, y eso gracias a los docentes, que la alimentación no es sólo para los demás, sino que también lo es para uno mismo…y que se puede alimentar el estómago y alimentar las ideas.

Daniela: ¿Para mí?...el creer en uno mismo. Aprender a apoyar a los demás…que la familia no es solamente papá y mamá, sino que la familia son todos aquellos que están pendientes de ti. Aprovechen yo nunca me imaginé que en un año mi vida iba a cambiar. Nunca había querido tanto a un espacio y a un grupo de personas. Este no es un lugar donde toca ir, es a diferencia del colegio, un lugar a donde uno quiere ir.

Nicolás: Nunca se dejen hundir por esos comentarios, de que no se puede…no le tengan miedo al horario…el aprendizaje es inmenso.

Daniela: Uno sale siendo uno, pero con el deseo de agregarle cosas buenas a la vida.

Nicolás: Los sueños si se hacen realidad, sólo que nunca se sabrá si no se intenta. La cocina da para todo.


Nicolás Cubillos Numpaque.

Laura Daniela Salavarrieta.
Egresados del taller de cocina – 2017


Volver

_________________________
 
           facebook-50pxyoutube-50pxTelefono-50px



catalogo_2014_down



Panade_down


escuela_restaurante_down



petc_down

AECID UE MS Cuso USAID CAF

SENA AMIGOS MINCULTURA2 OIM BWFF