Tu Mejor Ruta De Aprendizaje

Escuela Taller Bogotá

Más Información
Programas Técnicos Laborales

Educación

Más Información
Tu Mejor Ruta De Aprendizaje

Cursos Cortos

Más Información
5000
Estudiantes
10
programas de formación
3
TECNICOS LABORALES
100
EVENTOS REALIZADOS

Reseña Histórica

En 1992, a través del Programa de Preservación del patrimonio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, se decidió implementar en Colombia el Programa de Escuelas Taller. en los Centros Históricos de Cartagena (1992), Popayán (1995) y Santa Cruz de Mompox (1996).
En el 2005 se creó la escuela taller de Bogotá, con el apoyo de la Alcaldía Mayor, la Corporación la Candelaria, el SENA y el Ministerio de Cultura. Las escuelas taller tienen el objetivo de crear oportunidades laborales, recuperar del patrimonio cultural inmaterial vinculado a los oficios tradicionales, a través de un proceso formativo de “Aprender haciendo” que alterna la enseñanza teórica con la experiencia práctica.

Misión y Visión

En el año 2025 la Escuela Taller de Bogotá será reconocida a nivel local y distrital por ser una Institución con Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano incluyente, sentipensante, diversa y crítica, formadora de ciudadanos capaces de reconocer, rescatar y conservar el patrimonio del saber de los oficios, transformando su entorno y proyecto de vida.

 

Somos una Institución Educativa para el Trabajo y el Desarrollo Humano mixta con énfasis en las pedagogías ancestrales interesada en el rescate patrimonial de los oficios por medio del
 
Técnico laboral por competencias en carpintería y restauración,
Técnico laboral por competencias en construcción y restauración y
Técnico laboral por competencias en cocina,


formadora de ciudadanos con pensamiento crítico, autónomo y creativo dispuestos a mejorar su calidad de vida y la construcción de una sociedad más justa e incluyente en el mundo laboral.

Apoyanos, sigue nuestras redes sociales y comparte.

FUNDACIÓN ESCUELA TALLER DE BOGOTÁ
Nuestros pilares

La Fundación Escuela taller de Bogotá trabaja con 4 pilares:

  • Programa Nacional de de Escuelas Taller de Colombia
  • Rescate del patrimonio material e inmaterial
  • Modelo pedagógico “Aprender haciendo
  • Caja de Herramientas para la paz

La Fundación Escuela Taller de Bogotá, hace parte del Programa Nacional Escuelas Taller de Colombia, liderado por el Ministerio de Cultura, este se enfoca en la formación en los oficios que tienen un valor significativo para las regiones, y que se expresan como parte fundamental del patrimonio material e inmaterial, que sirven a su vez, para el mejoramiento de la calidad de vida de los beneficiarios a través del impulso sobre el principal activo de las comunidades, que es su patrimonio cultural, este programa tiene más de 15 años, y constituye una de las principales acciones de salvaguardia, ya que busca dinamizar desde la lógica del emprendimiento que se promueva el desarrollo local.

Escuela Taller, buscan el reconocimiento del patrimonio cultural en diferentes ámbitos, y la revaloración de los oficios tradicionales, por medio de una formación que vincula el desarrollo de competencias básicas, técnicas como sociales y ciudadanas.

La práctica de los oficios tradicionales permiten trasmisión del conocimiento y los saberes. La Escuela Taller de Bogotá, cuenta con los espacios de aprendizaje y práctica, para que maestros y sabedores puedan trasmitir sus conocimientos. Así la mayor parte del proceso de formación se realiza en espacios reales donde cada aprendiz tiene la posibilidad de  “Aprender haciendo” 

Por otro lado cuenta con un modelo de desarrollo personal y comunitario “ Caja de Herramientas para la paz” que busca fortalecer en los jóvenes sus competencias comunitarias y a su vez promover procesos de convivencia, desde los ejes temáticos: Convivencia y cultura ciudadana, Derechos Humanos, y Procesos de reconciliación, con el fin de crear nuevas formas de cultivar las relaciones entre los seres humanos y la naturaleza, y desarrollar competencias personales, de convivencia y de relación con el entorno.

EVENTS

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.

Hoy en día, las Escuelas Taller de Colombia son un referente para otras Escuelas Taller en América Latina y el mundo, por sus componentes de innovación enfocados a la sostenibilidad y porque dan cuenta de la diversidad de manifestaciones culturales y de oficios, a través de sus programas de formación.

Fundación Escuela Taller

En 1992, el modelo de Escuelas Taller llega a Colombia desde España con el objetivo de recuperar el patrimonio construido y generar oportunidades de desarrollo para la población joven. Se inicia en 3 ciudades de Colombia donde el Patrimonio cultural edificado es protagonista: Cartagena, Mompox y Popayán. En 2009 el Ministerio de Cultura, convencido de la importancia de las Escuelas Taller y de su impacto positivo en los territorios, convierte este proyecto de cooperación en el Programa Nacional Escuelas Taller de Colombia, y lo expande a otras regiones y ciudades como Bogotá, Barichara y Tunja ampliando su alcance al ámbito de patrimonio inmaterial con talleres de cocina y de objetos artesanales. Como resultado de este nuevo enfoque, se publica la Política de Cocinas Tradicionales y las Escuelas Taller se convierten en las mejores aliadas para la recuperación de la cocina tradicional en el país.

Las Escuelas Taller son Instituciones de Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano permiten atender, en su mayoría, a población de origen rural mediante procesos formativos en programas técnicos laborales de un año y cursos complementarios en los que se vincula a los portadores del saber cómo maestros como herramienta de valoración, protección y salvaguardia. Son reconocidos y sujetos a inspección y vigilancia por la secretaría de educación respectiva. En la actualidad, existen 10 Escuelas Taller a lo largo de todo el territorio nacional; desde la región caribe en Cartagena, Bocachica y Mompox; pasando por la región andina en Barichara, Tunja, Popayán y Bogotá, y terminando en la región pacífico en Quibdó, Cali, Buenaventura y Tumaco. Cada una de ellas con particularidades propias de sus prácticas culturales de la zona geográfica en la que están ubicadas.